Sara Parks e Obama

21.04.2012 12:06

Cando comezamos o curso, trababallamos o significado das revolucións burguesas, que supuxeron, entre outras cousas, o recoñecemento da igualdade legal dos seres humanos. Durante moitos anos perviviron -aínda perviven- fortes desigualdades, mesmo a escravitude. En EEUU, berce desas revolucións burguesas, unha vez abolida a escravitude seguíu existindo a segregación racial. Contra ela levantouse na segunda metade do século XX o movemento dos dereitos civís, sobre o que vimos algunhas fotografías (http://hoxe.webnode.es/temas/poder-e-liberdade/). Unha das accións de maior repercusión foi a de Sara Parks, unha activista que se negou a ceder a un branco o asento que ocupaba no autobús.

Moitos anos despois, o primeiro presidente negro dos EEUU, Barak Obama, sentábase novamente naquel autobús:

A crónica do acontecemento que recolleu o xornal El País é a seguinte:

“El presidente norteamericano, Barack Obama, visitó uno de los hitos del movimiento por la lucha de los derechos civiles: el autobús del que fue expulsada la activista Rosa Parks. El mandatario se encontraba en el Estado de Michigan cuando hizo una parada en el museo Henry Ford, donde se encuentra el vehículo original.

“Tuve la oportunidad de sentarme en el autobús de Rosa Parks”, dijo el presidente durante uno de sus actos de campaña tras la visita. “Me senté ahí un momento y reflexioné sobre el coraje y la tenacidad que forman parte de nuestra historia más reciente, pero que también es parte de la larga lista de personas, muchas veces anónimas, que casi nunca entraron en los libros de historia, pero que insistieron constantemente en su dignidad, en su apuesta por el sueño americano”.

La activista afroamericana Rosa Parks fue detenida en Montgomery, Alabama, en 1955, tras negarse a ocupar uno de los asientos en la parte trasera del autobús, reservados entonces para pasajeros negros, para cedérselo a uno blanco. El incidente, recordado como uno de los momentos clave del movimiento, provocó el boicot por parte de los ciudadanos a la compañía de transporte y la organización de diferentes colectivos en torno a la figura de Martin Luther King, impulsando la lucha por los derechos civiles en varios Estados del sur del país. El levantamiento derivaría en la firma de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho a Voto un año después.

El conocido como “autobús de Rosa Parks” fue abandonado en Alabama durante tres décadas hasta que en 2001 el museo Henry Ford encargó a una empresa de Michigan la restauración del vehículo, que costó cerca de 300.000 dólares (228.000 euros). Dos años después, el autobús entró a formar parte de la colección del museo, situado a unos 20 minutos de Detroit”.

Cristina F. Pereda, “Barack Obama se sienta en el autobús de Rosa Parks”, El País, 21.04.2010